jueves, 30 de abril de 2015

Publicado el nº 87 de la revista Ph

Ya puede descargarse gratuitamente el nº 87 de la revista Ph que edita el Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico (I.A.P.H.), agencia pública de la Consejería de Educación, Cultura y Deporte, en formato digital. Heredera de su homónima impresa PH el cambio de soporte implica una nueva etapa para esta publicación especializada, dirigida al conjunto de profesionales del patrimonio cultural. 

La revista presenta, en distintas secciones, noticias breves sobre temas actuales o de relevancia social en el ámbito del patrimonio, junto a artículos sobre proyectos, intervenciones, actuaciones y aplicaciones metodológicas del mismo. 

Acceso a la revista ph: www.iaph.es/revistaph.

lunes, 27 de abril de 2015

Para ir a ver: PAISAJES en el Bellas Artes de Sevilla

Hasta el 28 de junio puede visitarse en el Museo de Bellas Artes de Sevilla la Muestra "PAISAJES" que analiza la evolución de este género pictórico entre los siglos XV y XX a través de una selección de obras de sus fondos. En total, un conjunto de treinta y cuatro pinturas, gran parte de ellas no expuestas de forma permanente y algunas que lo hacen por primera vez, elaboran un discurso que analiza el papel otorgado al paisaje a lo largo del tiempo y en diferentes escuelas o corrientes artísticas. 

El recorrido cronológico por el  sugestivo mundo del paisaje en las colecciones  se divide en tres secciones: Paisajes del tiempo, Paisajes de la realidad y Visiones de Sevilla. La labor de revisión y actualización de la documentación junto a los procesos de restauración que se han realizado en algunas de las piezas, han permitido precisar autorías y procedencias de los fondos que han ido configurando la historia del museo.



El horario de la exposición es: Hasta el 15 de junio, de martes a sábado, de 9,00 a 19,30. Domingos y festivos, de 9,00 a 15,30 horas. A partir del 16 de junio, de martes a domingo y festivos incluídos, de 9,00 a 15,00 horas.

Fuente: Consejería de Cultura. Junta de Andalucía. 

lunes, 20 de abril de 2015

Para ir a ver: De Zurbarán a Picasso; Artistas Andaluces en la Colección Abelló


Hasta el 12 junio de 2015 se podrá disfrutar en el Espacio de Santa Clara de Sevilla de la exposición De Zurbarán a Picasso - Artistas Andaluces en la Colección Abelló, último de los proyectos del equipo capitaneado por Benito Navarrete, del Instituto de las Artes y la Cultura del Ayuntamiento de Sevilla. Se ha querido presentar en esta ocasión las obras más singulares dentro de los artistas nacidos o que han ejercido su actividad en Andalucía, y algunas de las piezas se exhiben en España por vez primera. 

La exposición se divide en seis secciones que comprenden: Historias sagradas y profanas, Sevilla urbana y festiva, Naturalezas muertas, Vanguardias históricas y artistas contemporáneos, Carmen Laffón, y por último en el dormitorio alto del convento de Santa Clara se expone por vez primera en nuestra ciudad el conocido como Álbum Alcubierre, que representa la más completa colección de dibujo antiguo de artistas andaluces que existe en manos privadas y donde se pueden ver obras maestras de Pedro de Campaña, Luis de Vargas, Francisco Pacheco, Juan de Mesa, Alonso Cano, Antonio del Castillo o Bartolomé Esteban Murillo, entre otros artistas.


Los horarios de visita individual son los siguientes:

De 10.30 a 14.00 y de 17.30 a 21.00 horas con cierre 20 minutos antes de Martes a Sábados.

Cerrada: Lunes y Domingos tarde.



lunes, 6 de abril de 2015

Las restauraciones del Señor de Pasión

Traemos a nuestro blog de gestionarte el artículo publicado la pasada Cuaresma en la revista SAETA de la Cadena COPE, de Sevilla, dedicado a la imagen de Jesús de la Pasión, cuando conmemoramos el cuarto centenario de su hechura. En él nos adentramos en la historia material de esta portentosa imagen, realizando un recorrido por las diferentes restauraciones a las que ha sido sometida a lo largo de los siglos.


Jueves Santo de 1995. A la altura de la calle Orfila, se advierte un ligero movimiento en el brazo de la imagen. Avisados los responsables de la cofradía,  se decide continuar la estación de penitencia hacia la catedral pero realizando “a pulso" las levantás del paso del Señor como medida de prevención…[1] Este episodio desencadenó, pasada la Semana Santa, el que se iniciasen los trámites para abordar la última de las restauraciones realizadas sobre la imagen de N.P. Jesús de la Pasión, titular de la cofradía del Jueves Santo sevillano, y de la que se cumplirán veinte años en los próximos meses. Junto a ésta, de cuatro más se tiene constancia documentada[2], conformando todas ellas la historia material del nazareno que gubiase Juan Martínez Montañés hacia 1610-1615. Para analizarlas las dividiremos en tres grupos: Las realizadas a lo largo de los siglos XVII y XVIII,  las “artísticas” o “decimonónicas” realizadas por escultores (correspondientes al s. XIX y primera mitad del s. XX,) y, por último, las dos “científicas” realizadas en la segunda mitad del s. XX:

Del primer grupo (1615-1800) no poseemos documentación alguna dado que el archivo de la hermandad se perdió al inicio del s. XIX, en tiempos de la invasión francesa[3]. Al segundo período le corresponden tres de las cinco intervenciones documentadas: La primera de ellas es la realizada por Cesáreo Ramos en 1841, consistente en la colocación de uno de los dedos de las manos[4]. Esta primera restauración documentada coincide en el tiempo con la exclaustración del Convento de la Merced (un año antes) y la reorganización de la hermandad. Ante tal coincidencia, nos inclinamos a pensar que los hermanos reorganizadores desearon también atender los aspectos materiales o estéticos de la imagen y de ahí la intervención. En 1900, Manuel Gutiérrez Reyes interviene al nazareno en su taller de la calle San Vicente, mas no existe constancia de los trabajos acometidos, a excepción de su coste, que fue de 125 pesetas[5]. Por último, en 1916, Carlos González de Eiris tuvo que intervenir de nuevo sobre dos dedos de las manos, tallando además un trozo de pelo[6].

Frente a las intervenciones mencionadas, todas ellas con la finalidad de realizar pequeñas reparaciones o subsanar desperfectos acaecidos sobre la escultura por su manipulación y/o uso, las encuadradas en el último grupo de nuestro trabajo –las “científicas”-  circularán en torno a un problema de mayor envergadura, como es la estabilidad de la imagen y las patologías generadas en la pierna izquierda. No obstante, debemos de advertir que, a pesar de no poseer testimonios documentales, sobre este asunto ya se debió actuar en la primera mitad del s. XX, puesto que durante las dos intervenciones posteriores -1974 y 1995- se localizaron tanto el orificio donde habría de haberse alojado un zuncho de sujeción[7], como tornillería industrial colocada no antes de 1924[8]. Por lo tanto, si estos refuerzos no fueron colocados por alguno de los escultores antes mencionados, debieron de insertarse sin dejar testimonio documental alguno, algo que tampoco nos resulta extraño.

Con respecto a las “científicas”, último grupo de nuestro trabajo, la primera de ellas se realizó en 1974 y fue llevada a cabo por el prof. Francisco Peláez del Espino, jefe del servicio de restauración de la Dirección General de Bellas Artes del Ministerio de Educación y Ciencia. Su amplia y variada formación[9] así como la preocupación por reorientar técnicamente lo que hasta el momento había sido un trabajo artesanal, emana de toda la documentación que elaboró con motivo de la restauración de la imagen, que incluso se preocupó de registrar ante notario en septiembre de ese mismo año, previo al inicio de los trabajos[10]. En dicho compendio documental, se incluyen estudios de muy diferente índole como “Los Nombres con que es conocida la Hermandad de Pasión”, un “Estudio histórico-bibliográfico sobre la figura de Simón Cirineo” o un exhaustivo cálculo de cargas, pesos, modulación y fuerzas con el objetivo de explicar de forma científica los efectos que se estaban produciendo sobre la imagen y, en especial, sobre su debilitada pierna izquierda. Resulta también muy significativo el esforzado uso de la nomenclatura clínica (identificando los daños por regiones musculares o anatómicas) o el interesantísimo estudio de geometría aplicando teorías como la de la “proporción áurea” o la “simetría dinámica de Jay Hambidge”, tanto al Señor como al cirineo, poniéndolos en relación con el resto del paso[11]. Resulta obvio que tan extenso e innovador informe tuvo que ser determinante para la fulminante eliminación de la figura del cirineo y la sustitución de la cruz ese mismo Jueves Santo, así como para la propia restauración.


A pesar de lo heterodoxo de los ensayos citados y los discutibles resultados -tanto de la restauración como de la eliminación de la figura secundaria-, es de justicia  indicar que se estudió por primera vez a la imagen con técnicas de diagnóstico inéditas para imaginería hasta ese momento, como son la fotografía con luz infrarroja y ultravioleta, estudios radiológico, climático, químico, botánico… abordándose la labor material tras un proceso cognoscitivo previo (tal y como hoy se hace).

Con posterioridad a esta fecha, algún accidente debió obligar a los hermanos a resolver con carácter de urgencia la rotura de alguno de los dedos de la mano izquierda, ya que en 1995 presentaban encoladuras mal hechas y desplazadas, viéndose en los mismos tiras de papel adhesivo patinado[12], según se describe en el informe técnico previo a la última intervención realizada -como referíamos al principio-, a partir de octubre de ese mismo año, en las instalaciones del Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico (I.A.P.H.). Dicha actuación fue realizada por los hermanos Cruz Solís e Isabel Pozas, tras la firma de un convenio de colaboración entre el Ministerio de Cultura, la Junta de Andalucía y la propia Archicofradía de Pasión[13].

El tratamiento efectuado sobre la imagen se dividió en dos fases: La primera de ellas consistente en la consolidación estructural, centrada fundamentalmente en el problema persistente del muslo izquierdo y la peana. La segunda, abordó la correcta sujeción de los brazos -desencadenante de la intervención- y las actuaciones sobre la policromía eliminando repintes, pátinas y otras alteraciones superficiales[14] que no afectaran al rostro, tal y como sucedió en 1974[15] y que de nuevo exigió explícitamente la hermandad a través de la comisión de seguimiento[16]. También se aprovechó la circunstancia histórica para realizar una endoscopia (que no aportó información relevante del interior de la imagen)[17] y una “reproducción-copia” que ejecutó el prof. Antonio García Romero como garantía de permanencia por encima de desgraciados avatares que circunstancialmente pudiesen ocurrir[18].


Como culminación a los trabajos, entre el día 21 (miércoles de ceniza) y el 23 de febrero se organizaron unas jornadas de difusión en la “capilla de afuera” del Monasterio de la Cartuja. Allí quedó expuesta la imagen en besapiés, rodeada de paneles explicativos de la restauración. Cada tarde, tras una eucaristía, se celebró una sesión del ciclo de conferencias preparado al efecto. Finalmente, a las 18,30 horas del sábado 24, la imagen abandonaba procesionalmente las instalaciones del I.A.P.H. en dirección a la Iglesia Colegial del Salvador[19], donde recibe culto.

BENJAMÍN DOMÍNGUEZ GÓMEZ
Sevilla, Marzo 2015.


[1] Deficiencias en las extremidades de la escultura obligan a restaurar el señor de Pasión en Diario ABC Sevilla. 9/7/1995. Pág. 54.
[2] La historiografía de la Hermandad de Pasión ha sido revisada rigurosamente por el profesor Roda Peña en no pocas publicaciones a las que remitimos, destacando RODA PEÑA, José. Archicofradía del Santísimo Sacramento y Pontificia y Real de Nazarenos de N.P.J. de la Pasión y N.S. de la Merced en Nazarenos de Sevilla (I). Sevilla: 1997. Ed. Tartessos. Págs. 208-239.
[3]BERMEJO Y CARBALLO, José; JIMÉNEZ SAMPEDRO, Rafael and ÁLVAREZ CASADO, Manuel. (notas al capítulo RODA PEÑA, José) Glorias Religiosas de Sevilla. (comentada) Sevilla: 2013. Ed. Abec. Pág. 318.
[4] GONZÁLEZ GÓMEZ, Juan Miguel; RODA PEÑA, José. Imaginería procesional de la Semana Santa de Sevilla. Sevilla: 1992. Universidad de Sevilla. Pág. 68.
[5] RODA PEÑA, José. El escultor Manuel Gutiérrez Reyes (1845-1915). Sevilla: 2005. Delegación de Fiestas Mayores. Ayuntamiento de Sevilla. Pág. 80.
[6] GONZÁLEZ GÓMEZ, Juan Miguel; RODA PEÑA, José. Imaginería procesional… op. cit. Pág. 68.
[7] Archivo Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico (AIAPH). Sección: Intervención en el Patrimonio Histórico. Serie: Expedientes de intervención en Bienes Muebles “Jesús de la Pasión. Iglesia del Salvador. Sevilla”. Informe técnico del proceso de restauración de N.P.J. de Pasión. 1996. Pág. 12.
[8] La fecha la aporta Peláez del Espino.
[9] Fue profesor en la Escuela Superior de Bellas Artes, en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura y académico correspondiente de la de Medicina y Cirugía de Sevilla. PÉREZ CALERO, A. Necrológica Francisco Peláez en Diario ABC Sevilla 2/08/2002.
[10] AIAPH. Sección: Intervención. op. cit. Se registró en la notaría de D. Ángel Olavarría Téllez el 23/09/1974. Los trabajos se llevaron a cabo en la propia capilla del 21/10 al 6/12 del mismo año.
[11] En cuya conclusión asevera: La imagen de Nuestro Padre Jesús de la Pasión de la parroquia del DIVINO SALVADOR de SEVILLA, es una auténtica y única maravilla de "modulación áurea" a tal extremo que en nuestros ya numerosos estudios de modulación solo lo podemos comparar en cuanto a precisión con cualquiera de las mejores y maravillosas catedrales góticas”.
[12]AIAPH. Sección intervención. op. cit. Pág. 12. Realmente todos los dedos presentaban esta “protección” o “fijación de urgencia”.
[13]AIAPH. Sección intervención. op. cit. Acuerdo de colaboración científica (5/9/1995).
[14]AIAPH. Sección intervención. op. cit. Pág.  21.
[15]AIAPH. Sección intervención. op. cit. Informe preliminar del estado de conservación y Propuesta de examen y tratamiento. Julio 1995. Pág. 2.
[16]AIAPH. op. cit. Acta de la sesión 1/1995 del 19/9/1995 de la comisión de seguimiento.
[17]AIAPH. Informe técnico del proceso de restauración…” op. cit. Pág. 18.
[18] Tras saltar la noticia en un artículo firmado por el periodista Navarro Antolín en Diario de Sevilla durante la cuaresma (17/02/2008), el hermano mayor decidió hacer pública la existencia de dicha copia en el Boletín informativo de la Archicofradía de Pasión. Sevilla: Mayo, 2008.
[19] Miles de sevillanos acompañaron a Jesús de la Pasión en su regreso al Salvador tras ser restaurado en Diario ABC Sevilla 25/2/1996. Pág. 64.